Hercules C-130 - Machtres Aeronautica y Espacio

Buscar
Vaya al Contenido

Menu Principal:

Hercules C-130

Aviones > Indice de Naves > Transportes

En febrero de 1951, la USAF señalaba la necesidad de construir un avión de transporte que supliera a los existentes con las siguientes características: Un transporte para el Mando Aéreo Táctico, capaz de operar desde pistas sin pavimentar, y poder llevar 11340 Kg. de carga, 92 soldados o 64 paracaidistas totalmente equipados. La licitación fue respondida por Fairchild, Boeing, Douglas y lockheed. Aunque la experiencia de este último no estaba centrada precisamente en el avión que se pedía, ganó el concurso con un diseño que resultó ser oro en polvo y superó los deseos de todos los solicitantes desde el primer día.El primer prototipo salió de la fabrica de Burbank el 23 de Agosto de 1954 como YC-130, contaba con un piso bajo, a la altura de la plataforma de un camión; un tren de aterrizaje adecuado a pistas irregulares; cabina presurizada; depósitos integrados de gran capacidad para extender su alcance; visibilidad perfecta para la tripulación; motores a turbohélice y un sistema STOL ( despegue y aterrizaje corto). Al empezar la producción en serie, el fuselaje trasero y la cola se rediseñaron, se dio a la deriva una forma mas cuadrada, se colocó el radar APS-59 en un domo en la nariz que modificó el aspecto del aparato. Además se reforzó la doble rueda del tren de aterrizaje y se montaron ocho motores RATO ( despegue asistido por cohetes) y motores T56-9 de mayor empuje. Dentro de las características mas sobresalientes del C-130 se le dotó de una rampa inferior, para acceso de carga desde el piso; las dos puertas traseras son hidráulicas de modo que se pueden abrir aún en vuelo; su plataforma de carga mide 3,05x2,74 m y 12,62 de longitud; el piso de la bodega esta construido en base a una paneles mecanizados, su estructura básica esta construida en aluminio de alta resistencia y algunas piezas de titanio. En 1957 la Lockheed inició la introducción de una serie de modificaciones para modernizar y adaptar el C-130 a la gran cantidad de cometidos que se fueron visualizando para este versátil avión.
El Hercules
puede ser empleado para el lanzamiento de paracaidistas o entrega de cargas pesadas mediante LAPES (Sistema de extracción de carga en paracaídas a baja altura) y para transporte de cargas, vehículos de combate, evacuación medica, ayuda humanitaria etc. La bodega de carga tiene, en su versión normal (no la C 130-H30), 12,50 m de longitud, 3,14 m de anchura y 2,74 m de altura en su punto más bajo. La versión H , la más extendida, tiene cuatro motores Allison T56 A-15 de 4910 C.V. de potencia que le proporciona magnificas prestaciones de despegues cortos. En el morro llevan un indicador de posición de choque y un radar de navegación AN /APN 59.
En una misión táctica real, un C-130 H puede llevar hasta 19.686 kg de carga a una distancia de 2.298 km. Con una reserva de combustible de 45 min y haciendo aterrizajes en plena carga en 1300 m, con 900 kg de carga puede reducirse esa distancia hasta 850 m. En otro tipo de misiones puede llevar por ejemplo 5 vehículos Humvee o incluso 2 helicópteros AH-1 Cobra semidesmontados.
Éste es el principal avión de transporte táctico de las fuerzas aéreas de países como Argentina,Australia, Canadá, Colombia, Chile, España, Estados Unidos, México, Perú, Reino Unido y muchos más países conocedores de sus prestaciones. Es capaz de despegar y aterrizar en pistas cortas, sin acondicionar e incluso en pistas de tierra. Se usa frecuentemente como transporte de tropas y cargamento, aunque existen versiones de este avión con una gran multitud de funciones específicas, como asalto aerotransportado, reconocimiento meteorológico, tanque de combustible, ambulancia aérea e incluso como cañonero antitanque (modelo AC-130 Spectre). En total existen más de 40 versiones diferentes del Hercules que son usadas por más de 50 países.
En sus más de 50 años de historia, el C-130 ha establecido un sólido récord de confiabilidad y durabilidad, participando en gran variedad de operaciones civiles, militares y de ayuda humanitaria por todo el mundo.

Variantes y Usuarios

La primera versión de fábrica fue la C-130 A con la que se equipó la Fuerza Aérea de los Estados Unidos. Esta versión no montaba inicialmente el morro de “pinocho” que llevaron todas las versiones a partir del C-130B y que llevaba equipos de aviónica. Del C-130 A solo quedan las unidades de Chad, Bolivia, Honduras, México y Perú, aunque profundamente modificadas a estándares posteriores.
El C-130 B fue el desarrollo, de la A, que aparte de llevar el morro característico tuvo mejoras en los motores e introdujo una hélice de 4 palas Hamilton Standard 54H60-91 de 4,17 m de diámetro de giro. La versión B del “Hercules” no lleva pilones externos para combustible y tienen mayor radio de alcance y resistencia que otras variantes con mayor peso y resistencia aerodinámica. Los usuarios de esta versión son Argentina, Chile, Colombia, Ecuador, Filipinas, Grecia, Indonesia, Pakistán, Jordania y Sudáfrica. La Marina estadounidense uso la versión C-130 B con algunas variantes y a la que denominó C-130 F.
En 1961 la producción de “Hercules” cambió a la variante C-130E, que se convirtió en estándar para la USAF, esta versión introdujo motores Allison T56-A7 de 4050 c.v. para mejorar rendimiento en despegues y aumentó el peso máximo a despegue de 56 t a 79 t para lo que se reforzaron los largueros del ala. Además el C-130 E añadió depósitos externos de combustible bajo las alas, además de una cabina más moderna y nuevos sistemas de navegación. La USAF, la Guardia Nacional del Aire y la reserva Aérea son usuarios del C-130 G, aunque con equipos de la versión posterior C-130 H. También son usuarios de esta versión Arabia Saudita, Australia, Brasil, Canadá, Israel, Kuwait y Pakistán.
La versión C-130 G fue la evolución de la E según los estándares de la Marina de los Estados Unidos.
La versión básica de exportación fue la C-130 H que voló en marzo de 1965 por primera vez, estando propulsada por motores mejorados T56-A15 y un nuevo conjunto de aviónica. Además se le mejoraron los frenos para operar en aterrizajes más cortos. A partir de esta versión han sido desarrollados múltiples sub-variantes , por ejemplo 2 C-130H marroquíes emplean radares de apertura sintética (SLAR), Arabia Saudita ha convertido a uno en avión-hospital, y hay versiones de patrullaje marítimo para Indonesia y Malasia. La variante H sirve en la USAF (que la adoptó en 1975 para sustituir a otros Hercules), Arabia Saudita, Argelia, Argentina, Australia, Bélgica, Bolivia, Brasil, Camerún, Canadá, Chad, Chile, Corea del Sur, Colombia, Dinamarca, Ecuador , Egipto, Emiratos Árabes, España, Filipinas, Francia, India, Indonesia, Irán, Israel, Italia, Japón, Jordania, Libia, Malasia, Marruecos, Níger, Nigeria, Nueva Zelanda, Noruega, Omán, Países Bajos, Portugal, Sudán, Suecia, Singapur, Tailandia, Taiwán, Túnez y Venezuela,
Muchos de ellos son C-130H-30 que son un c-130 H básico pero con fuselaje agrandado.

La versión C-130 K es una modificación de la C-130 H con equipos autóctonos para la RAF.
La puesta el día del Hercules llegó con la variante C-130 J, con una disposición de cuatro turboprops compuestos de seis palas. La carlinga está totalmente actualizada con cuatro pantallas de cristal líquido. Además se vuelve a las alas rectas del C-130 B. El objetivo de esta versión es competir con el A400 M en la sustitución de gran parte de los Hercules en servicio, además de introducirse en el mercado de Europa del Este. De momento Estados Unidos, Gran Bretaña , Australia, Japón son algunos de sus compradores.
Aparte de las múltiples versiones de transporte, la flexibilidad de la plataforma del “Hercules” y su relativamente bajo coste de mantenimiento le hace ideal para cumplir otros tipos de misiones dentro de las fuerzas armadas norteamericanas.

Quizá la más famosa sea el cisterna KC-130 , derivado de las variantes F o H normalmente, proporciona una plataforma barata de repostaje en vuelo, La ventaja del KC-130 es que se pueden desmontar los depósitos de 13627 litros para convertirlo de nuevo en un avión de transporte. Los usa el USMC y una serie de usuarios extranjeros (Arabia Saudita, Argentina, Brasil, Canadá, España, Indonesia, Israel, Reino Unido y Singapur).
La versión DC-130 la usa la marina estadounidense para remolcar blancos en prácticas de tiro.
La versión EC 130 E se utilizó como campo de pruebas para una avión de coordinación de información táctica en el campo de batalla

o se usan para realizar versiones Elint y Jamming , Además de misiones de inteligencia de señales Sigint y de comunicaciones Commint. Este avión tiene un espacio para consolas centrales de operadores de Señales y coordinadores de campo de batalla. La sub-variante EC-130H se usa para perturbaciones de equipos electrónicos (Jamming) con una serie de antenas acopladas a la cola.
El EC-130 V fue un intento para desarrollar una versión de AEW&C para la guardia costera, pero el programa fue cancelado por su elevado costo.
El HC-130 es una versión usada para el repostaje y apoyo de helicópteros de rescate, especialmente en la misión de rescate de pilotos caídos sobre territorio enemigo.
El LC-130 son Hercules de carga con patines para hielo adaptados en el tren de aterrizaje con el fin de prestar apoyo a bases antárticas estadounidenses, y los opera tanto la USAF como la Marina estadounidense, y están basados en la base NAS Point Mugu.
Otras de las versiones conocidas es la AC-130, en sus sub-variantes A, E y H, esta versión es una plataforma artillada del Hercules con el objetivo del apoyo a las fuerzas de tierra. Esta variante tiene un rastreador APQ-133, un radar AN/APQ 136 MTI , nuevo ordenadores de control de fuego y
sobre todo armamento en el lado izquierdo del aparato, entre lo que destacamos 2 cañones de 20 mm GAU-8 Avenger o M61 Vulcan de 20 mm, ametralladoras de 12,70 mm e incluso en algunas operaciones antiblindados un cañón que lanza obuses de 105 mm. En un espacio aéreo dominado es un arma poderosa contra tropas de infantería o incluso blindadas.
El MC 130 Combat Talon II es una variante de apoyo a operaciones especiales. Está equipado con engranaje Fulton STAR para la recuperación de agentes en tierra, dispone de radar de navegación y largo alcance APQ-170, sensores infrarrojos FLIR, además sirve de apoyo a helicópteros de rescate, perturbadores ALQ-172 y dispensadores de chaff y bengalas.
La versión GC-130A era utilizada como avión director de blancos que lanza vehículos RPV (avión sin piloto), sistemas de mando y control para la dirección de los RPV.
La versión RC-130A es utilizada por el Servicio de Foto y Cartografía Aérea de la USAF.
EL JC-130A Hercules está destinado al seguimiento de misiles y satélites. Finalmente, una de las más curiosas versiones es la C-130D, equipada con esquíes y destinado a dar apoyo a las estaciones del Sistema de Alerta Temprana contra misiles balísticos intercontinentales, en la zona del Ártico.

Características generales


Tripulación: 5 (2 pilotos, 1 navegador, 1 ingeniero de vuelo y 1 jefe de carga)

Capacidad

Transporte de tropas: 92 soldados o 64 paracaidistas.
Evacuación médica: 74 camillas y 2 sanitarios.
Transporte de carga: 6 palets.
Transporte de vehículos: 2–3 vehículos Humvee o 1 transporte blindado M113.
Carga: 20.000 kg
Longitud: 29,8 m
Envergadura: 40,4 m
Altura: 11,6 m
Superficie alar: 162,1 m²
Peso vacío: 34.400 kg
Peso útil: 33.000 kg
Peso máximo al despegue: 70.300 kg
Planta motriz: 4× turbohélice Allison T56-A-15, 3.430 kW (4.590 CV) cada uno.


Rendimiento

Velocidad máxima operativa (Vno): 592 km/h a 6.060 m
Velocidad crucero (Vc): 540 km/h
Alcance: 3.800 km
Techo de servicio: 7.000 m
Trepada: 9,3 m/s
Distancia de despegue: 1.093 m con 70.300 kg de peso bruto, 427 m con 36.300 kg de peso bruto.

Desempeño en la Guerra de Malvinas

Pocas horas después de que el primer soldado argentino pusiera pie en Malvinas, aterrizaba en la reducida cinta asfáltica del aeródromo de Puerto Argentino, el primer Hércules.
Se iniciaba así una larga e ininterrumpida cadena de comunicación con el archipiélago que llegaría a convertirse en un verdadero cordón umbilical para los aislados soldados argentinos.
El 1 de mayo y con el estallido de la guerra, los Vulcan y Harrier británicos tomaron como blanco principal la pista de Puerto Argentino en tanto que la flota inglesa se cerró sobre las islas. A partir de ese momento la situación se acercaba a un punto crítico para la operación de aviones de transporte.
Es que desde el punto de vista estratégico, el accionar de los C-130 revestía
considerable importancia dado que, en primer lugar, los abastecimientos que se podían llevar a las islas no solo eran fundamentales para la supervivencia de los defensores sino que se convirtieron en la única fuente de alimentos, pertrechos, material sanitario, personal de relevo, correo, y evacuación de los heridos.
La mayoría de los vuelos eran nocturnos, por lo que al llegar a la pista, que tenia un hueco producido por una bomba a unos 700 u 800 metros de la cabecera habitualmente en uso,  denominada 2-6, se encontraban con el inconveniente suplementario de que el balizamiento eléctrico había quedado fuera de servicio. De manera que normalmente aterrizaban con esas limitaciones de pista, que quedaba reducida a un ancho aproximado de 20 metros, y con una sola línea de balizamiento por bochones, que a su vez tampoco era una línea completa sino que a lo largo de toda la cinta asfáltica había seis o siete. La única compensación para los pilotos era el haber operado asiduamente antes de que se estableciera el cerco británico, de manera que conocían muy bien la pista y los puntos de entrada.
Aunque entre el 1 de mayo y el 14 de junio los
C-130 realizaron unos sesenta vuelos sobre Malvinas, sólo se registraron tres casos de ataques directos a los Hércules y de ellos un único caso con consecuencias fatales para el avión y sus tripulantes.  
 En esos vuelos se trasladaron 514 pasajeros y se evacuaron 264 heridos. La carga total transportada fué de 434.396kg, discriminados en 267.423kg para el Ejército, 133.973 para la Fuerza Aérea y 33.000kg para la Armada. Los vuelos de lanzamiento solamente sumaron 17.500kg, mientras que los KC-130 reabastecieron en vuelo a 279 aviones. Durante esos 74 días de hostilidades, los Hércules y sus tripulantes estuvieron en vuelo 427 horas con 25 minutos.

 
Copyright 2016. All rights reserved.
Regreso al contenido | Regreso al menu principal