Heinkel HE.178 - Machtres Aeronautica y Espacio

Buscar
Vaya al Contenido

Menu Principal:

Heinkel HE.178

Historia > Aeronautica

HE-178

Para los años 30 tanto Alemania como el Reino Unido habían logrado desarrollos funcionales de turbinas perfilándose como medios de propulsión para aviones. A la cabeza de los diseños alemanes estaba un joven ingeniero llamado Hans-Joachim Pabst von Ohain ayudado por otro ingeniero experto en automoción, Max Hahn. Interesado por la tecnología de la turbopropulsión, Ohain entro en contacto con Ernst Heinkel que le acogió en su equipo encomendándole el desarrollo de un turborreactor a escala real en 1935. En septiembre de 1937 el primer turborreactor alemán, el HeS-1, arrancó utilizando como combustible hidrogeno gaseoso.
Heinkel, estaba tan entusiasmado por el éxito de la turbina que para evitar los retrasos de la burocracia no informo del proyecto al RML viéndose obligado a costearlo todo de su propio bolsillo. Solicitó a Karl Schwarzler la construcción de una célula para llevar esa novedosa planta motriz y de ahí nació el He 178. Se le adapto la nueva turbina HeS-3b que quemaba gasolina, combustible mucho mas confiable que el hidrógeno y que equipaba un compresor centrifugo ofreciendo 495 kilogramos de empuje estático.
El turborreactor iba encastrado dentro del fuselaje ubicando la toma de aire en el morro y la tobera de salida en la cola. Cinco días antes de estallar la Segunda Guerra Mundial, el 27 de agosto de 1939 y pilotado por Erich Warsitz, el He-178 tomó los cielos por asalto para desplazar con su tecnología a los aviones convencionales. Los resultados del primer vuelo entregaron una velocidad máxima de 648 km/h, muy superior a la de los aviones a pistón del momento y una velocidad crucero de 584 km/h. Se esperaba lograr una velocidad máxima de 700 km/h con el avión de producción.
El 1 de noviembre de 1939, Heinkel arregló una demostración del avión
para el Reichsluftfahrtministerium, donde Ernst Udet y Erhard Milch evaluaron la presentación. Sin embargo, debido a que los militares alemanes estaban convencidos que el conflicto recién iniciado podía ganarse con las armas convecionales disponibles y el conservadurismo acerca al diseño en general del avión demostrado por ellos, no se mostró ningún interés oficial en el desarrollo del nuevo concepto.
A pesar de ello, Heinkel era obstinado, y se decidió a emprender la empresa de construcción de un caza a propulsión, el Heinkel He 280, aprovechando las lecciones aprendidas con el He-178. Junto a Heinkel, Messerschmitt AG se encontraba también en el diseño y desarrollo de un caza a reacción, el cual culminaría materializado en el formidable Messerschmitt Me 262.
Finalmente, se esbozó un prototipo mejorado del He 178 de mayor envergadura, pero nunca fue construido. El He 178 fue destinado para exhibición en el Deutsches Technikmuseum (Museo Técnico Alemán) en Berlín, en donde fue destruido por un bombardeo aéreo en 1943.

Características

Motor: 1- Heinkel HeS 3B turbojet de 495 Kg. de empuje
Envergadura: 7.20 m
Largo: 7.48 m
Alto: 2.10 m
Pesos: Vacío 1,570 Kg. / Cargado 1,950 Kg.
Velocidad máxima: 640 km/h
Techo: S/D
Autonomía: 200 km
Tripulación: 1
Armamento: no

 
Copyright 2016. All rights reserved.
Regreso al contenido | Regreso al menu principal