Satélite SAC-D Aquarius - Machtres Aeronautica y Espacio

Buscar
Vaya al Contenido

Menu Principal:

Satélite SAC-D Aquarius

Espacio
Instrumento Aquarius

Aquarius medirá propiedades de todos los océanos por primera vez en escala global. Se trata de un censor de microondas de baja resolución –íntegramente diseñado y construido en los EEUU- que puede estudiar enormes regiones de superficie marina, y mapear sus variaciones de salinidad y la rugosidad de su oleaje. Tal será el principal detector del futuro SAC-D. Pero los Estados Unidos y la Argentina emplearán esta información con fines probablemente distintos.

En los Estados Unidos, los mapas de salinidad superficial de los océanos se usarán seguramente para una comprensión más amplia del funcionamiento de la maquinaria del clima mundial. Para la NASA, Aquarius es un instrumento de ciencia básica, de utilidad académica.
Para la Argentina, en cambio, podría ser un instrumento mas aplicado a lo productivo: la salinidad en el Mar Argentino suele dar algunos buenos indicios de la ubicación de ciertas especies de valor pesquero. Pero además, el SAC-D llevará instrumentos que pueden medir la humedad almacenada en suelos de producción, y así, cruzando datos de otros orígenes, permitir una predicción de cosechas de mayor precisión.
Además del instrumento Aquarius, el SAC-D albergará censores ópticos y otros instrumentos de utilidad también muy inmediata para la economía Argentina: ya se ha establecido que a bordo habrá una cámara sensible a cuatro bandas del infrarrojo, capaz de medir temperaturas en el suelo y dar –entre otros servicios- mapas predictivos sobre riesgo de incendio, según convenios establecidos entre la Comisión Nacional de Actividades Espaciales (CONAE) y el Plan Nacional de Manejo del Fuego (PNMF).

Esta última institución ya lleva varios años recibiendo información sobre “hot points” de la cámara nocturna HSTC del satélite SAC-C, y a fecha de hoy confirma que el 90% de las detecciones del satélite han sido positivas. El SAC-D le permitirá al PNMF y a la CONAE continuar una exitosa recolección de datos, orientada a la construcción de Sistemas de Información Geográficos, software complejo con capacidad de predecir eventos de fuego en todo el país. En lo tecnológico, el SAC-D constituye un importante avance en complejidad para INVAP. Se trata de su primer satélite realmente grande (pesará más de una tonelada), y el hecho de que la NASA lo haya seleccionado para llevar a bordo un valioso instrumento de ellos marca un hito en el reconocimiento de nuestra adultez en el área espacial.


Historia de su desarrollo

El satélite SAC-D, fabricado en Bariloche por la empresa estatal rionegrina Invap, en el marco de un proyecto entre la Comision Nacional de Actividades Espaciales (CONAE) y la NASA estadounidense, viajó a bordo un enorme C17 de la NASA a la base en São José dos Campos, San Pablo, cercana al Instituto Nacional de Pesquisas Espaciais (INPE), de Brasil, que tambien integra el proyecto.
En Brasil el SAC-D recibió exigentes pruebas ambientales, que reprodujeron las condiciones que enfrentará en su lanzamiento y su órbita. Luego viajó hacia la base  Vandemberg,
California (EEUU).
Su lanzamiento sufrió una nueva postergación siendo reprogramado para el 10 de Junio de 2011, a bordo del cohete Delta II. El SAC-D orbitará a una distancia aproximada de 657 kilómetros de la Tierra.

IMAGEN 1 - IMAGEN 2 -
Fotos tomadas en la primera semana de Mayo de 2011 durante la recorrida final antes del traslado al PAD.
IMAGEN 3 - IMAGEN 4 - IMAGEN 5  
Imagenes del Delta II que portará al SAC-D cuando era montado en la plataforma de lanzamiento SLC2, VAFB.

Todos los datos que emita serán recibidos en la estación “Teófilo Tabanera” de la CONAE en Córdoba, que los distribuirá entre numerosos centros de estudio y desarrollo argentinos, y entre los socios del proyecto.
Este es el cuarto y mayor satélite que fabrica Invap para la CONAE, en el marco de un contrato con la NASA por una inversión superior a los 250 millones de dólares.
La NASA aporto especialmente el instrumento principal de la mision, el Aquarius, que mediante el estudio de la salinidad de los océanos, aportará información inédita sobre el medio ambiente planetario.
Entre otros fenómenos estudiará la circulación oceánica, el ciclo global del agua y el clima terrestre. Asimismo, podrá detectar focos de alta temperatura en la Tierra para mapas de riesgo de incendios, y humedad del suelo para dar alertas tempranas de inundaciones. Se Se trata de un proyecto de cooperación internacional que además de EEUU y Brasil, tiene asociado a la Agenzia Spaziale Italiana (ASI); el Centre National d’Etudes Spatiales (CNES), de Francia, y la Canadian Space Agency (CSA) , de Canadá, que a su vez aportaron otros instrumentos.

Primeras Imagenes
 
Copyright 2016. All rights reserved.
Regreso al contenido | Regreso al menu principal