Satélite SAC - B - Machtres Aeronautica y Espacio

Buscar
Vaya al Contenido

Menu Principal:

Satélite SAC - B

Espacio


El primer satélite argentino, punto de arranque de toda una nueva rama de la ingeniería para el país, fue el SAC-B. Como aparato de investigación astronómica, especializado en registrar eventos explosivos de rayos gamma del espacio profundo (gamma-ray bursters), mapear radiación X “de fondo” y analizar fulguraciones de nuestro sol, resultó muy distinto de toda la posterior línea SAC (los satélites A, C y el D), aparatos parcial o totalmente dedicados a la observación de la Tierra o a la puesta a prueba de nuevas tecnologías satelitales.

Perfil de la Misión

Peso del Satélite
:           
191 kg. (50 kg.carga útil)

Altura Nominal
:             
550 km

Inclinación
:                 
38°

Fecha de lanzamiento
:        
4/11/96

Lanzador
:                   
Pegasus

Instrumentos a bordo del SAC-B

Espectrómetro de Rayos X Duros
:                       
CONAE (Argentina)

Experimento de Rayos X de Goddard
:                    
NASA (Estados Unidos)

Detector de Rayos X del Fondo Difuso
:                 
NASA (Estados Unidos)

Espectrómetro de Átomos Neutros de Alta Energía
:      
ASI (Italia)



Detalles de la operación de lanzamiento

El lanzamiento se efectuó desde la base de la NASA en las Islas Wallops el 4 de noviembre de 1996. El SAC-B debía ser puesto en órbita por un lanzador Pegasus XL, el cual es el lanzado desde un avión L-1011 a una altura aproximada de 12km, desde donde el sistema de guiado automático inyecta al satélite en la órbita elegida.
El lanzador Pegasus fue desprendido desde un avión L-1011 a 13.000 m. de altura. La hora de lanzamiento se define como el instante en que se produce la separación entre el Pegasus y el avión. La hora de lanzaiento del
SAC-B cumplió con los requerimientos de la misión coincidiendo prácticamente con la nominal: 17:09 hs. GMT (14:09 hs. Local de Argentina).

Un informe técnico elaborado por los responsables del proyecto SAC-B, consigna que luego de alcanzar la órbita esperada (550 km de altura y 37.97° de inclinación), la tercera etapa de Pegasus debía realizar las siguientes operaciones: apuntar el eje longitudinal del SAC-B hacia el sol, producir una rotación que colocara al satélite en la posición adecuada, disparar por lo menos uno de los dos dispositivos pirotécnicos que permitiesen la separación del SAC-B, luego disminuir la rotación a casi cero, y girar 90° en el eje de apuntamiento. Los pasos siguientes eran disparar los pirotécnicos para la separación del satélite norteamericano HETE (compañero de lanzamiento), efectuar esa separación y por último, realizar la maniobra de alejamiento de la tercera etapa del lanzador.

Transcurridos 1:50 minutos del momento previsto para la separación del SAC-B, el piloto del avión L-1011 que seguía por radar al Pegasus, indicó que la separación de los satélites se había producido. Operación que no fue confirmada por parte de los centros de apoyo terrestre al lanzamiento. Ochenta y dos minutos después, a través de la telemetría recibida del SAC-B, se constató la falla en la separación, cuando el satélite pasó por primera vez sobre el Centro de Control del SAC-B en Wallops, Estados Unidos (desde donde fuera lanzado).

Operaciones en órbita


Una vez que el satélite entró en contacto radioeléctrico con Wallops, se le ordenó que encendiera el transmisor e inmediatamente se obtuvo excelente telemetría. Esto quiere decir que el SAC-B funcionaba perfectamente y respondía a los comandos. Luego de confirmar que la separación no se había producido, se enviaron órdenes para producir la apertura de los paneles solares y para provocar el encendido de uno de los transmisores, durante el siguiente paso sobre la base de seguimiento ubicada en Goldstone (USA). La apertura de los paneles se realizó correctamente.

Durante los cinco contactos del satélite (dos con la Estación de Wallops Island, USA; y tres con la Estación Terrena de San Miguel, Argentina), todos los comandos enviados y la telemetría recibida, mostraron la respuesta nominal esperada de los equipos encendidos a bordo del SAC-B.

Los centros de control del SAC-B en Wallops y San Miguel se abocaron inmediatamente, por una parte a analizar los datos de actitud del satélite, y por otra a definir una estrategia que permitiera optimizar el uso de la potencia generada a bordo. En ese momento se tenía la certeza de que la posición en que el lanzador colocó al SAC-B, impedía la renovación de energía en la proporción en que era consumida; situación generada por la incorrecta orientación del satélite hacia el Sol y por el consumo adicional que significa corregir la posición de un conjunto de 541 kg de peso (SAC-B+tercera etapa del Pegasus+satélite HETE) que superaba casi tres veces el peso del SAC-B (191 kg).

La empresa OSC (Orbital Science Corporation), constructora del lanzador, ha identificado el origen de la falla en el sistema eléctrico de la tercera etapa, que debía proporcionar la energía necesaria para la orientación final y el disparo de los pirotécnicos de separación.
La investigación seguida por OSC encontró que una de las cuatro “barras” de distribución de energía eléctrica de la tercera etapa se deshabilitó aproximadamente a los ocho minutos de vuelo (instante en que se produjo la separación entre la segunda y tercera etapa del Pegasus).
En consecuencia, los dispositivos pirotécnicos de separación del SAC-B y el Control de Actitud de la tercera etapa del Pegasus quedaron sin alimentación eléctrica para cumplir su función.

Desde la pérdida de contacto con el satélite (12 horas después del lanzamiento) y hasta el lanzamiento del satélite SAC-A ( diciembre 1998), la CONAE realizó campañas destinadas al restablecimiento de contacto con el satélite (realizadas desde San Miguel, Bs.As. y Córdoba, Argentina y Malindi, Kenia, Africa) sin obtener resultados positivos, por lo cual se dio por finalizada la fase de recuperación en la fecha, antes mencionada,
del lanzamiento del SAC-A.

 
Copyright 2016. All rights reserved.
Regreso al contenido | Regreso al menu principal